Personajes.tv

Tropezones y mucho amor en la alfombra roja de los Martín Fierro

Te contamos la intimidad de las celebridades en la previa de la ceremonia

Por Daniela Pérez González | Para Personajes.tv

En la previa de la 44° entrega de los premios Martín Fierro no todo fue glamour y brillo como se vio por la pantalla chica. Anoche, pasó un poco de todo: distraídos, ansiosos, madres apuradas, enojos, festejos, besos, mimos y mucho más. Te contamos algunas perlitas del desfile de los famosos por la alfombra roja.

El tropezón con suerte de Andrea del Boca

 
Gracias a su hija, Andrea del Boca no protagonizó un papelón en la alfombra roja.  Foto: Gerardo Viercovich

Andrea del Boca ingresó radiante a la ceremonia para disfrutar junto a su hija, Anna, de la gran noche de la radio y la televisión. La actriz, nominada a mejor protagonista de ficción diaria por su trabajo en Esa mujer, posó para los flashes, dio varias entrevistas y, en un momento, al bajar unos escalones, trastabilló. Estuvo a punto de protagonizar un gran papelón, pero su hija la "atajó" justo a tiempo. ¡Menos mal que la nena tiene buenos reflejos!

Verónica Varano y el exceso de labial

La bella Verónica Varano llegó acompañada de su hijo que se percató que cada vez que su madre sonreía algo extraño ocurría con sus dientes. Sí, el error típico de las mujeres que salen apuradas y se terminan de maquillar en el auto: el rouge de sus labios había pasado a su blanca dentadura. Así que el chico muy prolijamente le limpió el labial de los dientes a Vero. Parece que en esta edición de los Martín Fierro los hijos le dieron una manito a sus padres famosos.

Benjamin Vicuña y Pampita, los más mimados

 
Pampita y Benjamín, los más mimados.  Foto: Twitter Mirror

Benjamín Vicuña y Pampita fueron una de las parejas más fotografiadas de la alfombra roja. Con mucha alegría y emoción la modelo lució un elegante vestido que le regaló el actor, dejando ver su pancita de cuatro meses y medio. "Estoy muy feliz", fue lo único que dijo a la prensa.

La modelo fue la más mimada, tanto por parte de la prensa como de la producción de la celebración, que se ocupó de que esté cómoda en todo momento.

Julieta Zylberberg y su Romeo

 
Julieta Zylberberg y Esteban Lamothe, muy enamorados en la alfombra roja.  Foto: Gentileza El Trece

Otra de las parejas más enamoradas de la noche fue la de los actores Julieta Zylberberg y Esteban Lamothe, que trabajaron juntos en Farsantes. "Me encantó haber actuado con Juli, porque más allá de que la amo, la admiro mucho", dijo el actor, que no escatimó en halagos ni abrazos para su mujer, nominada a mejor actriz de reparto.

"Quiero que gane Julieta y si no gana, me gustaría que pasemos una linda noche. Tenemos un hijo muy chiquito. Estuvimos hasta recién con él, que le está saliendo un diente. Fue todo un caos. Esta es una salida para nosotros, así que vinimos a disfrutar juntos", contó Esteban. A ella también se le nota el amor: "Si gano, se lo voy a dedicar a mi marido y a mi hijo".

Lanata y su bidón

 
Lanata y su bidón.  Foto: gentileza El Trece

No bien puso un pie en la alfombra roja de los premios Martín Fierro, Jorge Lanata comenzó a dar que hablar. Llevaba un bidón de combustible, y ante la pregunta de los periodistas presentes explicó: "Si gana 678, me prendo fuego". Sí, el periodista está siempre listo para empezar una polémica.

Luego, durante la ceremonia, agradeció a Aptra haber ganado él el Martín Fierro así no tenía que cumplir su promesa de prenderse fuego...

Mamitas full time

Paula Chaves , una de las conductoras de la alfombra roja, tuvo una previa agitada. Como Pedro Alfonso se encuentra de gira con la obra Despedida de soltero, ella se tuvo que ocupar de su beba, Olivia, hasta minutos antes de salir al aire.

"Estuve amamantando a Oli mientras me peinaban y maquillaban. Me cambié en un minuto y salí a la alfombra. La beba quedó en una de las habitaciones, con una amiga mía", contó la modelo.

Lo mismo le pasó a Luisana Lopilato , que asistió sin su marido a la ceremonia, porque Michel Bublé se encuentra de gira en Nueva Zelanda. En el día de su cumpleaños, la actriz llevó a su pequeño Noah para que le haga el "aguante", pero lo dejó en otra de las habitaciones del hotel antes de entrar a la gala.

Nico Francella, un anti River

 
Nico Francella, quiso levantar la noche luego de la victoria de River.  Foto: Twitter Mirror

Nicolás Francella , nominado por primera vez a los Martín Fierro, se presentó en la alfombra roja un poco molesto. ¿La razón? No le gustó nada la victoria de River y dijo que asistió a la fiesta "para levantar un poco la noche".

Marcelo de Bellis, tarde pero con el corazón contento

El caso opuesto al de Nico Francella fue el de Marcelo de Bellis. El actor fue uno de los últimos en llegar a la entrega de premios, porque se quedó festejando el triunfo de River. Ingresó apurado, saltando y sacudiendo una camiseta del nuevo campeón.

Arturo, presente

 
El homenajeado de la noche. Arturo no se quiso perder su oportunidad de recibir un Martín Fierro.  Foto: Gentileza El Trece

El querido Arturo Puig llegó al festejo bastante enfermo. "Vengo de viaje y me resfrié con el cambio de clima. Estoy sordo de un oído", explicó para luego admitir que no se quería perder por nada la fiesta.

Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, y ahí estaba ella, su esposa, Selva Alemán, que lo cuidó y mimó en todo momento.

Los más ansiosos

Este año, unos de los primeros en llegar a la fiesta fueron los pequeños Gonzalo Slipak y María Lujan Lamas, ambos nominados en el rubro revelación, por En Terapia y Farsantes, respectivamente.

Ansiosos y con muchas expectativas, desfilaron por la alfombra roja y posaron cancherísimos para los fotógrafos..

NOTAS MÁS LEÍDAS