Personajes.tv

Gustavo Bermúdez volvió a la tevé con Somos familia

Anoche el actor regresó con una comedia dramática que busca captar a un público ATP

Por Martín Fernández Cruz | Para Personajes.tv

 

Luego de muchísimas idas y vueltas, finalmente Telefé estrenó Somos familia, una tira de estilo tradicional, que apunta a un público ATP. Aquí, algunos de los ingredientes más suculentos que presentó el primer episodio.

Con gusto a clásico

La trama apuesta principalmente a emocionar. La tira es producida por Quique Estevanez, un verdadero experto en este tipo de formatos, y que luego del exitazo de Dulce amor, vuelve a tener la fe de Telefé para ocupar el prime time. La trama de la novela, se centra en el personaje de Gustavo Bermúdez, Joaquín Navarro, un antiguo corredor de motos que dirige una empresa dedicada a ese rubro. Su socio y gran amigo, Sergio Miranda, desaparece junto a su mujer en un accidente aéreo, dejando huérfanos a sus hijas y a su hijo. Ante la necesidad de un tutor responsable, Joaquín decide convertirse en el responsable legal de los menores, convirtiéndose, a pesar de su naturaleza solitaria y poco familiera, en la nueva figura paterna. Entre esos hijos que Joaquín cuidará, se encuentra Pilar, de 17 años. A ella la adoptaron de bebe, cuando su madre biológica fue forzada a entregarla. Esa madre es Manuela Paz, interpretada por Ana María Orozco, que haciéndose pasar por la nueva mucama de Bermúdez, intentará acercarse a su hija biológica.

Bermúdez: galanes eran los de antes

Basta repasar el currículum de Bermúdez para comprender que logró en apenas seis años, grandes hitazos de corrido ( Celeste, Antonella, Celeste, siempre Celeste, Nano y Alén, luz de Luna), una marca que pocos igualaron. Bermúdez, fiel representante de un galán más tierno y conectado a su lado sensible, va a contrapelo de otros actores modernos que apuestan más a un costado más canchero y a una masculinidad forjada en horas de gimnasio, cama solar y piernas depiladas. Pero Bermúdez no, y su calidez lo convierte en el actor ideal para llevar adelante a un personaje que debe lidiar con cuatro chicos que transitan distintas etapas de la adolescencia y la infancia. Bermúdez no exuda sensualidad, Bermúdez es un galán clásico que entiende la conquista desde el corazón, una característica que pareciera estar demodé.

 
Foto: gentileza Telefé

Ecos de ¡Grande, Pa!

Cuando comenzó a circular la trama de Somos familia, muchos la emparentaron con la inolvidable ¡Grande, Pa! La idea de un hombre sólo, que junto a su mucama aprende a educar a sus hijos, linkeó directamente con esta nueva tira de Estevanez. Hay en ambas un tono similar, plantado en el formato de la tira, que es un drama con toques de comedia. Como pasaba en el popular programa de Arturo y las chancles, acá también prima un tono melancólico, triste, una idea de que los personajes crecen a los tropezones y a través del sufrimiento. En ese aspecto, con seguridad la mejor escena del primer episodio fue la que anunció la muerte del matrimonio Miranda, y que a través de un montaje paralelo, mostró a los distintos protagonistas lidiando con esa terrible información.

Bienvenido Vena

Se mencionaba antes: Somos familia apuesta principalmente al drama, lo cual, obviamente, no necesariamente debe excluir a la otra gran pata que debe tener una tira: el humor, casillero que ocupa con soltura Fabián Vena. Su personaje es un verdadero bon vivant que disfruta del ocio, del vicio y de las mujeres (en los noventa, aunque siempre fue un rumor, se llegó a decir que él protagonizaría una tira de Isidoro Cañones). Vena, en cuya primera escena se despide de dos mujeres a puro beso, pone desde el minuto uno la dosis de comedia que el programa pide a gritos. El actor encarna a Pablo Navarro, hermano y polo opuesto de Joaquín, un personaje que con seguridad regalará momentos inolvidables, convirtiéndose en otra buena razón para ver Somos familia. .

NOTAS MÁS LEÍDAS