Personajes.tv
 

Leo Rosenwasser: "Lo del hijo de Pierri no fue ni armado ni buscado"

 
Leo, en radio Late.  Foto: Sebastián Rodeiro

Leo Rosenwasser se hizo muy famoso haciendo cámaras ocultas para Marcelo Tinelli en la primera mitad de los 90. Su gesto de "osooooo" al retirar el saludo y el "Rompé, Pepe, rompé" están en la memoria de todos. Sus sketches, interpretando a "Leonor" o "Don Leo" arrancan carcajadas aún hoy al verlos en YouTube.

Luego de años en el ostracismo, Leo volvió al primer plano con la nota que le hizo en su programa de entrevistas Contamelo todo (viernes a las 21 por el canal Metro) al abogado Miguel Ángel Pierri, en la que su hijo Juan Ignacio, de 6 años, niega la inocencia del encargado Jorge Mangeri con un tremendo "pero boludo, si mató a Ángeles" .



El humorista recibe a Personajes.TV en radio Late 93.1, donde conduce el programa Conectados (lunes a viernes de 9 a 12). Se lo nota muy contento, feliz por la repercusión de la nota y por los llamados que recibió para hacer entrevistas en tele y radio.

Leo ya tiene 60 años, aunque parece mucho más joven, está casado y tiene tres hijos, Martina (de 8 años), Baltazar (13) y Camila, y está casado hace 17 años con Raquel Bermúdez, ex secretaria de Gerardo Sofovich. En esta entrevista, revela el trasfondo de la nota a Pierri y cuenta las altas y bajas que sufrió en su vida.

¿Por qué Pierri salió al aire con su hijo?

En el programa anterior yo hice una telefónica con Miguel preguntándole las novedades del caso y comprometiéndolo en el aire a que viniera al programa con su mujer para que la gente conociera la parte familiar de "el hombre del momento". Me pareció una muy buena nota y él, desde la amistad y el afecto que nos tenemos (lo conozco hace 25 años), me dijo que sí. También soy amigo de Karina Ranni (la mujer de Pierri), desde antes de que se casara con él. Es decir, estamos hablando de dos amigos.

Ellos llegan con Juan Ignacio (6), lo que me sorprendió muchísimo. Yo no lo conocía, porque hacía muchos años que no lo veía a Miguel Ángel, hablábamos por teléfono. El nene estaba muy tímido, agarrado a la pierna de la mamá. Estuve 10 minutos preguntándole qué quería tomar y no hablaba. Los nenes son así. Empezamos la nota, que fue rumbeada para el tema familiar. Porque la gente se queda con ese momento, que fue muy potente, pero después siguió y se habló mucho de la familia. Y en el momento en que le voy a hacer "la pregunta", si Mangeri es inocente o no, Miguel toma aire y en ese segundo se mete el nene. Y yo digo "dejalo porque lo vale la nota", y al segundo y medio manda la segunda frase, que es mucho más fuerte. Y es ahí donde yo le digo "no mi amor, no me cuentes nada" y saco al nene de toda línea de fuego porque no me lo permiten mis valores, mí ética. Y lo saqué de la línea de fuego y lo preservé. La nota después siguió por el tono familiar.

"Yo saqué al nene de la línea de fuego y lo preservé"COMPARTILO

¿Te diste cuenta en ese momento de que era una bomba lo que había dicho?

Yo me di cuenta en ese momento de que teníamos una nota muy importante. Mirá que tengo 35 años en esto, Tinelli me regaló viajar por todo el mundo, he hecho móviles para Ritmo de la Noche con Madonna y Paul McCartney, pero jamás me imaginé que íbamos a tener semejante repercusión. Ayer lo saqué a Miguel y a su mujer en la radio. No retaron al nene, le preguntaron por qué había hablado y la respuesta de Juan Ignacio fue "yo quería hablar con el señor", el señor soy yo. Y creo que queda ahí. Para mí es, hasta ahora, el momento más potente del año. Es un momento muy fuerte, que va a tener trascendencia. Pero no fue buscado, no fue ni armado ni buscado. Y te digo más, si el programa hubiera sido grabado yo no lo hubiese puesto. De hecho no lo dejé hablar. Lo agarra un periodista amarillo y al nene lo parte en siete pedazos, estaba en vivo.

"Fue el momento televisivo más potente del año"COMPARTILO

¿Vos por qué decidiste no preguntarle más?

Primero por mis valores como persona. Yo no puedo meter a un nene en semejante tema. Segundo, porque tengo una frase que la uso siempre: "Con los chicos, no". Y tercero, porque soy papá de tres hijos. Muchos días de la semana tengo la casa llena de chicos. Tengo un matrimonio constituido. Es decir, tengo una vida familiar hace muchos años, estoy casado hace 17. La gente cree que vivo en la noche, pero yo aposté a la familia hace muchos años. Aparte yo entendí que Miguel venía desde el afecto. El me dijo "esta foto la quieren Caras, Gente, Semanario, Pronto, Paparazzi y la tenés vos". Yo sabía que tenía algo fuerte. Pero no esto, que me pone a mí en un plano de protagonista nacional.

"Yo creo que eso lo ha escuchado posiblemente en la casa"COMPARTILO

La pregunta clave es vos qué pensás, si el chico realmente sabe que Mangeri es el asesino o, como dice Pierri, lo escuchó en la tele.

Para mí, sinceramente, el nene padece el caso, es el trabajo del padre. La frase "Yo sé quién la mató", ¿cuánta gente la dice en la calle? ¿Cuánta gente condenó a Mangeri y antes al padrastro? No es solamente lo que escuchó en la casa, el padre trabaja de esto, es el jefe de la investigación, sino también lo que escucha en el colegio, lo que ve en la tele, los tuits. Estoy seguro de que este chico maneja Twitter a la perfección, porque tiene seis años pero la cabeza de uno de ocho. Es un avión. Se me metía en la nota con tanta velocidad y tanta claridad... Si yo digo una barrabasada en vivo, ¿cómo me parás? Esto es lo que quiero que quede claro. Yo lo paré, lo saqué de la línea de fuego.

 
Leo quiere dejar en claro que procuró proteger al chico.  Foto: Sebastián Rodeiro

Lo más fuerte es que lo dice con tanta seguridad, "pero boludo, si mató a Angeles". ¿Vos decís que eso lo absorbió de todos lados?

Yo creo que eso lo ha escuchado, posiblemente en la casa, no lo puedo saber.

Pero si lo escuchó en la casa, Mangeri estaría involucrado...

¿Vos sabés los vaivenes que debe tener esta investigación? Pobre Pierri, hoy puede pensar una cosa, mañana otra, a lo mejor ni él mismo termina de saber la verdad... Es un caso muy enredado, el abogado está defendiendo a un tipo que no habla, es complicado, aparece un taxi, una aspiradora, el padrastro. ¿Cuántas veces puede haber dicho Miguel, "la mató, no la mató, es inocente". Pudo haberlo escuchado en la casa. ¿Y eso les parece tan grave? Si es el jefe de la investigación. Por eso siento que el nene padece el tema. Además, ¿y si no lo escuchó en la casa? ¿si lo escuchó en el colegio o en la tele? ¿O acaso no hay ningún periodista que haya dicho en estos meses "Mangeri la mató"?

Lo que pasa es que también quedó la sensación de que, después de esto, Mangeri estaría más complicado

Está bien, pero ya es otro tema y otro debate. Yo he visto periodistas que han dicho "Mangeri la mató". Pudieron haber sido tantas cosas, lo pudo haber sacado de tantos lugares...

También llama la atención que le diga "boludo" al padre. ¿Qué hacés si tu hija de ocho años te dice "boludo"?

Yo tengo un hijo que muchas veces me dice "boludo", no al aire. El "boludo" de hoy es hasta cariñoso. No está bien que un hijo le diga "boludo" al padre, pero tampoco le dijo "turro hdp, la c... de tu hermana".

Pero es muy chico...

Sí, pero yo soy padre y estamos en 2013. Las cosas han cambiado. Ha cambiado la comunicación, la educación, y también han cambiado los nenes. No son cómo era yo o cómo eras vos cuando teníamos seis. Me parece que nos sorprendemos mucho de cosas que son más naturales. Lo que pasa es que lo que sí hace ruido es que el caso judicial conmueve al país porque mataron a una nena de 16 años y de la manera en que la han matado. Acá lo que lo hace llamativo es el nene cómo se mete en la charla, pero no podemos decir que Miguel le haya dicho, lo puede haber escuchado de un periodista. Yo lo único que quiero que quede claro es que esto no fue armado. El aire del programa lo manejo yo.

Lo que pasa es uno lo ve a Pierri con tantas artimañas...

No es que lo quiera defender. Pero de la manera en que me habló de la familia, yo lo siento sincero. El puede tener muchas artimañas como abogado, pero meter a su hijo en el medio, no. Estoy seguro de que jamás haría una cosa así. Y la mamá tampoco.

¿Y Pierri no lo retó?

No, lo que sí le dijeron es "cuando los mayores hablan, los nenes no tienen que habar". Le hicieron una observación.

¿El nene se dio cuenta de que estaba saliendo en televisión?

No, pensó que estaba en una charla entre amigos. De la timidez, pasó al otro extremo. Se sintió integrado. Nosotros ponemos poca luz, estaban en sillones muy cómodos, había mucha intimidad, la estaban pasando muy bien.

El "osoooo" a Macri y los años dorados en VideoMatch

El domingo, a los pocos días, ocurrió el "osoooo" a Macri . ¿Cómo te sentiste con eso?

Increíble. Ahora hicieron un juego en Internet, "Hacele un 'osooo' a Macri". Tiene 23 años el "osooo", ¿qué puedo decirte?. La actitud del jefe de mesa, descalificable, horrorosa, un maleducado. El osooo fue un boom, hice un comercial, gané dinero. Vinieron los representantes de Los Simpson e hicieron una mano que iba pegada a la luneta y cuando el auto frenaba la mano hacía "osoooo". Con la cara de Homero.





¿Cómo surgió esta faceta de periodista?

Yo empecé con Jorge Guinzburg y Raúl Becerra. Y siempre me dediqué al humor. Pero también dirigí obras de teatro. Hice novelas con Nacha Guevara, el Tano Ranni, Gustavo Bermúdez, pero la gente se acuerda de "Rompé, Pepe". Porque cuando vos trabajás con gente con tanta energía como Marcelo, quedás impregnado. Nosotros estábamos preparando un programa cómico que tenía una entrevista en el medio. Y cuando los productores que bancaban el piloto vieron la entrevista que le había hecho a Ayelén Paleo, me pidieron dejar de lado el programa cómico y hacer un programa de entrevistas. Y en Metro me compraron el proyecto. No me cuesta nada ser entrevistador.

 
Leo le hace osoooooooo al periodista.  Foto: Sebastián Rodeiro

Sentís que los años en el medio te dan la experiencia como para preguntar.

Claaaaaaaaro. Los años tienen que ver, yo tengo 35 años en esto. Eso te da la experiencia y la seguridad. Igual, esta situación fue la más difícil de mi carrera. Después llegué a mi casa y no podía bajar.

Vos tuviste un momento de fama muy alto con Tinelli. ¿Cómo lo viviste?

Yo llegué a Telefe con un Peugeot 504 amarillo que no tenía llave. Y al poco tiempo empecé a comprarme buenos autos. Marcelo me regaló no solamente conceptos que me sirvieron, sino conocer todo el mundo. Yo me iba a París y Nueva York a hacer el "osooo" y volvía. Me iba al Caribe a hacer "Pepe, rompé" y volvía. Además, me enseñó a editar, a producir, a dirigir. Yo a Marcelo le debo mucho, pero siempre supe que podía sin Marcelo también. Me parece que fui el tipo que menos años que estuve y que más quilombo armó. Estuve en el 93, 94 y 95.

¿Y eso lo pudiste vivir con humildad o te subiste al caballo?

Me subí al caballo. No lo pude vivir con humildad porque fue pasar de 0 a 100 sin proceso. Tenía guardaespaldas, hacía 6 o 7 shows por semana. La gente me daba los DNI para que les firmara un autógrafo. Me fui a la mierda. Pero después bajás y los años te van curtiendo. Yo a Marcelo le debo la mejor etapa de mi vida en la tele. A Raúl Becerra le debo todo lo que sé hacer en la calle. Fue mi maestro. Pero la verdad que siempre supe que podía hacer cosas por mí mismo.

¿Con Marcelo quedó todo bien?

Excelente. Yo a él le debo mucho y yo creo que me recuerda con cariño. Hicimos algo maravilloso.



¿Las cámaras ocultas estaban preparadas?

Te lo juro por mis hijos que no. Tuve situaciones difíciles, aunque nunca me pegaron. Yo sé que hice reír a muchas generaciones. Ahora los chicos lo ven en YouTube.



¿Pudiste hacer una diferencia económica?

No, me manejé muy mal. Me tuve que ir del país, me fui a trabajar a Uruguay. Ahí hice radio y televisión. Me pude comprar una casita allá. Yo subí y bajé muchas veces en mi carrera. Un día tuve que vender la llave cruz del auto a 20 pesos.

¿Pero no tenías ni una moneda?

No.

¿Y ya tenías hijos?

Sí, Baltazar, que era un bebé. Había sido muy desprolijo con la plata. Tampoco te creas que gané tanto, porque yo me fui del programa de Tinelli en el 95.

¿Sentís que, a partir de esto, puede haber un nuevo despegue en tu carrera?

No sé, no me lo pregunto. Estoy, y estoy bien. Estoy cansado, no tengo la energía de antes, pero estoy. No sé que me va a deparar el destino. En la vida y en esta profesión es así la cosa. Hay que vivir la vida minuto a minuto, como el rating..

NOTAS MÁS LEÍDAS